La importancia de apellidarse Luchsinger y no Catrileo en chile

Ya han pasado 4 días desde la muerte del latifundista Werner Luchsinguer y su esposa en un incendio en Vilcún y no ha pasado un solo minuto en que el latifundio, empresarios y todos los que tienen intereses capitalistas en Wallmapu, manden a decir decir lo que tiene que hacer el estado chileno para compensar la muerte del empresario.

Y, como era de esperar el gobierno chileno hizo eco del lloriqueo racista, e implanto (aunque no lo dice oficialmente) un verdadero estado de sitio en Wallmapu, con todo lo que eso trae consigo.

Allanamientos, detenciones, torturas y sobretodo montajes


El primer inculpado en esto es el machi de Yeupeko Ceferino Córdova Tránsito. El peñi fue herido y arrestado a casi 2 kilómetros del incendio. Fue torturado al menos 2 hrs antes de ser derivado a un hospital.

Al día siguiente, el werken Jaime Huenchullán fue detenido por carabineros, al momento de la detención no se le dijo nada y simplemente procedieron a reducirlo y trasladarlo por la fuerza a la Comisaría de la militarizada comuna de Ercilla, tras 3 horas, y luego de un burocrático procedimiento, constataron su identidad (algo que todos conocen en una localidad tan pequeña como esa), dejándolo en libertad.

En la tarde de ese mismo día, la Machi Francisca Linconao, fue brutalmente detenida en su casa del Lof Rawe. Además del trato vejatorio ( Le fue quitado su trariwe, pañuelo y le deshicieron sus trenzas), la lamwen a causa de la violenta acción policial quedo herida.

Ayer durante la noche, carabineros allana Temucuicui Autónoma, dejando un herido de gravedad, el peñi agredido esta vez fue Pablo Millanao, de 34 años, a quien personal de Fuerzas Especiales de Carabineros golpeo brutalmente dejándolo inconsciente, luego de lo cual le quitaron parte de su vestimenta y lo dejaron abandonado en un camino público de la comunidad, por lo que fue trasladado al Cesfam de Ercilla y luego llevado al Hospital de Victoria.

Es de esperar que el hostigamiento continúe y hallan más detenciones en esta verdadera cacería de mapuches, pues esta claro que el hostigamiento va a continuar y tal como lo anunciaron habrá más detenciones, arbitrarias y al voleo con seguridad, pero nada de eso importa a los defensores de la ocupación, al final, alguien tiene que pagar y que sea mapuche es lo importante.

Será muy difícil que alguna de las medidas que ha tomado el gobierno pueda terminar con la resistencia centenaria a la ocupación de nuestro Wallmapu, tal vez la mejor decisión para proteger a los colonos es que éstos se fueran o el estado los relocalize fuera de nuestro País Mapuche.

Una periodista le preguntó una vez al Mallku, Felipe Quispe, antiguo dirigente aimara, por qué el uso de la violencia y él respondió: “para que mi hija no sea tu sirvienta, para que mi hijo no sea tu cargador”

No hay comentarios