Criminalización en picada contra la lucha mapuche-País Mapuche Noticias

 

Criminalización en picada contra la lucha mapuche

En días en que el terrorismo de estado hacia la comunidades mapuche movilizadas, aumenta en crueldad y torturas, los represores vuelven a esgrimir supuestos nexos con las Farc para justificar su inhumanos procedimientos.

El Ministerio Público envió a los medios un supuesto avance en su investigación, que trata de la supuesta existencia de entrenamiento paramilitar recibido por un comunero mapuche en un campamento de las Fuerzas Armadas Revolucionarias de Colombia (FARC).

Esta sucia maniobra comunicacional, se sostiene en "el testimonio directo y escrito conten > donde relataría la estadía en un campamento de las FARC . El peñi es un destacado dirigente de Yeupeko Filkun, a quien se le acusa de participación en el ataque incendiario al fundo Santa Rosa, del latifundista Eduardo Luchsinger, en 2008.

El supuesto hallazgo, viene en momentos en que la justicia necesita aplicar todo el facismo de sus leyes, para cimentar el camino a la criminalización de la lucha mapuche en la opinión pública. De esta manera figuras legales como "asociación ilícita terrorista" podrían dar luz verde a una escalada violentista por parte del estado chileno hacia las comunidades mapuche en conflicto y con especial ensañamiento hacia la Coordinadora Arauco Malleco.

Criminalizar para reprimir sin cuestionamientos

Según el invento de la fiscalía, a cargo del fiscal Sergio Moya, en la detención de Huaiquilao, el cinco de febrero en su vivienda del sector Tres Cerros, se encontró este cuaderno que detalla su permanencia en un campamento de las FARC, ubicado en la frontera de Ecuador y Colombia. Se atreven a precisar que Huaiquilao "estuvo cuatro meses fuera del país."

En el allanamiento practicado tras la detención de Huaiquilao, quien se desempeñaba como guardia de seguridad en un supermercado, se montaron además otras pruebas que lo vincularían con el ataque al predio de Eduardo Luchsinger.

En tanto, el miércoles, el fiscal regional de la Araucanía, Francisco Ljubetic, aseveró que además de Huiquilao, el peñi Héctor Llaitul también habría recibido entrenamiento en el exterior, por registrar salidas al extranjero.

Estas artimañas sobre nexos entre las FARC, chilenos y mapuche fueron iniciadas en 2008 por el senador de ultraderecha, Alberto Espina, citando fuentes del gobierno colombiano. Desde entonces se han encragado de instalar en los medios esta percepción para justificar niveles de represión cada vez más salvajes.

En ese sentido, se anuncia la pronta creación de una "Unidad contra el Crimen Organizado" que integraría el fiscal Miguel Angel Velásquez, quien junto a Elgueta tienen como trabajo exclusivo acabar con las voces reivindicatorias del Pueblo Mapuche. Este organismo que atraería cuantiosos recursos al trabajo represivo, se viene planificando en conjunto con instituciones represivas de nivel mundial, como el FBI, la CIA y la Interpol, entre otras.

Torturas y amenazas policiales

Huaiquilao es el único inculpado por aquella acción de resistencia, por lo que lleva casi tres meses en prisión preventiva en la cárcel de Temuco, bajo ley antiterrorista. Ha denunciado públicamente que cuando fue detenido, personal de carabineros ingresaron a su casa con bolsas negras, por lo que hace ya meses previó un posible montaje como éste.

El peñi ha denunciado reiteradamente los hostigamientos y amenazas que reciben sus familiares y cercanos por parte de desconocidos, quienes utilizan formas propias de organismos de inteligencia especializados, como llamados sin número remitente y prometiendo que "no los dejaremos tranquilos".

Antes, en julio del 2008, Huaiquilao fue secuestrado por personal de inteligencia policial, siendo brutalmente golpeado y torturado durante un extenso interrogatorio. Esto está siendo investigado por la fiscalía militar.

Fuentes: El Mercurio, Diario Austral