Montaje contra Jonathan Vega, Fénix Delgado y Rodrigo Huechipan Presentan acusación por «atentado terrorista» contra estudiantes de Temuco-País Mapuche Noticias

Montaje contra Jonathan Vega, Fénix Delgado y Rodrigo Huechipan
Presentan acusación por "atentado terrorista" contra estudiantes de Temuco

El fiscal jefe de Temuco Sergio Moya presentó acusación formal por delito terrorista en contra de los tres estudiantes imputados como autores "de atentado incendiario contra una patrulla de carabineros" el pasado 30 de octubre de 2008 en las afueras de Temuco. Este supuesto delito nunca sucedió y se formularon los cargos en base a los elementos supuestamente encontrados.

De esta manera, para el próximo 21 de octubre se fijó la audiencia de preparación del juicio oral en el Juzgado de Garantía de Temuco, donde se deberá definir que antecedentes de la acusación de 33 páginas llegarán al Tribunal Oral.

Destacan la posible presencia en calidad de testigos, del trasladado jefe de zona de Carabineros, general Cristian Llévenes, de un fiscal del Ministerio Público, un defensor penal público, el presidente y secretario de la Sociedad de Fomento Agrícola SOFO, el presidente de los camioneros de Cautín, además de dos testigos protegidos, que habrían presenciado los hechos.

Los estudiantes Fennix Delgado Ahumada (23) y el menor Rodrigo Huechipan fueron detenidos pasada la medianoche del 30 de octubre del 2008, cerca del By Pass de Temuco, mientras Jonathan Vega Gajardo (23) fue apresado en su casa horas más tarde.

Junto a las detenciones los carabineros habrían encontrado dos bidones con líquido combustible, 18 neumáticos de vehículos motorizados, antorchas, encendedores, guantes de látex, pasamontañas, boleadoras, entre otros elementos.

Con esas pruebas la fiscalía culpa a los estudiantes de hechos imaginados que nunca sucedieron, constituyendo un nuevo montaje contra personas solidarias de la lucha mapuche, tal como sucedió con la increible condena contra tres miembros redes de apoyo por el caso Chamichaco.

La acción de la fiscalía, previa al juicio oral, incluye una solicitud de penas que van de cinco a nueve años de presidio efectivo. Los acusados están actualmente en reclusión domiciliaria, tras pasar cuatro meses encarcelados e incomunicados con restricción de visitas.

Fuentes: El Mercurio On Line (Emol), Radio Bio Bio